sábado, 28 de mayo de 2016

Viaje a Japón 2015: ¡Hola Fukuoka! -días 18 y 19-

¡Hola a todos! Ya empiezo a escribir sobre nuestras aventuras en el país del sol naciente, pero seguiré con la cuenta de los días porque fue un único viaje Corea-Japón. (Así que no os frustréis con los días xD)

¡Comenzamos!

13 de julio de 2015

Ese día nos tocaba coger el ferry que nos llevaría a Fukuoka, Japón. Como comenté en la anterior entrada, el tifón hizo que retrasaran la hora de salida, así que nos dio tiempo a comer algo y utilizar el dinero que teníamos en el bono de transporte (T-Money) para comprar galletas y chorradas para el viaje.
El ferry era pequeñito, pero dentro estábamos en asientos increíblemente cómodos y había sitio suficiente para dejar nuestras maletas.
Al llegar tuvimos que pasar el control de pasaportes de nuevo, pero ya estábamos en tierra japonesa. 
Era mi segunda vez en el país nipón, pero mi primera en Fukuoka. Todo era extraño porque a pesar de estar tan cerca, Corea y Japón son países muy diferentes. En cierto modo estaba más cómoda porque podía hablar japonés, pero a la vez tuve que hacer un cambio de chip tremendo para decir ありがとうございます en vez de 감사합니다 para cualquier cosa.

Del puerto cogimos un bus que nos dejó en la estación de tren de Hakata, justo al lado de nuestro hotel para esa noche. Llegamos, nos registramos, dejamos las maletas y salimos para pillar algo de cena. El hotel era básicamente de negocios, pero eso lo pillamos después de ver tantos hombres en la recepción. Justo al lado había un restaurante de los típicos de pedir y pagar en la maquinita:
Creo que esto es lo que se pidió Marta, pero lo mío era muy parecido xD
Después nos dimos un paseo por allí y volvimos para descansar. Ya terminaríamos de ver la ciudad de Hakata al día siguiente.

PD: Nos encantó encontrarnos con nuestro pijama particular cortesía del hotel xD


14 de julio de 2015

Esa misma mañana nos acercamos a la estación de trenes de Hakata para comprar nuestro billete para ir a Kyoto aquella misma tarde.
Cuando lo tuvimos, decidimos dar un paseo por la ciudad para conocerla mejor, y qué mejor que ir al centro comercial de moda para desayunar.
La estación de tren de Hakata
El Canal City Hakata, tenía una estructura muy extraña y atractiva, y un espectáculo de agua y luces que tuvimos la suerte de ver por casualidad.
Después estuvimos siguiendo una ruta de algunos templos que estaban cerca, y pasando por una galería comercial donde pudimos ver las espectaculares carrozas kakiyama del Hakata Gion Yamagusa Matsuri que se celebraba esos días y estaban expuestas en varios sitios.
Acabamos comiendo en un sitio random que tenía cabinas customizadas y podías ponerte cosplays y cosas así, pero no nos metimos en esa parte del local y comimos relajadamente xD
Al terminar nos pasamos por el hotel a recoger las maletas y fuimos directas a la estación para coger nuestro shinkansen hacia Kyoto (el shikansen se llamaba Sakura, jajaja)
Vistas desde el shinkansen
Cuando llegamos a nuestra guest house en Kyoto ya estaba anocheciendo y para cuando dejamos las cosas en la habitación ya era muy tarde (las 20h) y muchos restaurantes de la zona estaban cerrados.
He de decir que no estábamos en el centro, sino cerca del Kinkakuji (para los que se sepan situar un poco) y no había vida en la calle a esa hora. Caminamos y caminamos hasta dar con un restaurante de de la cadena CocoCurry, uno de mis restaurantes favoritos cuando fui en 2013 a Japón, que cerraba tarde y nos pudieron dar de cenar mientras leíamos mangas de Dragon Ball.

Y volvimos para dormir en nuestros futones y descansar para el trote del siguiente día.

¡Espero que os haya gustado la entrada y gracias por leer!
¡Hasta la próxima!

martes, 24 de mayo de 2016

Manga: Los Dioses Mienten

¡Hola a todos! Hoy os quiero hablar de un manga que he leído hace poco porque me lo prestó una amiga y... ay...

Autor: Kaori Ozaki
Titulo original: Kamisama ga uso wo tsuku (神様がうそをつく)
Titulo en Español: Los Dioses Mienten
Editorial: Milky Way Ediciones
Año: 2013 en Japón // 2014 en España
Tomos: 1
Precio: 8€ por tomo
Traducción: Marc Bernabé

"Las chicas de clase ignoran a Natsuru en el colegio al que se ha trasladado. Sin embargo, un día él se entera del enorme secreto que guarda su compañera Suzumura...
Un chaparrón, el festival, un gato blanco llamado 'Tofu'.
El último verano de la escuela primaria.
Empieza la tranquila aventura de los dos..."

Se trata de lo segundo que leo de Milky Way (después de Utsubora) y he de decir que tenía muchas ganas de leer algo así: cortito pero bueno. 

Natsuru es un niño que vive con su madre, una madre que no puede prestarle toda la atención del mundo, pues está sola para todo y alguien tiene que mantener la economía familiar aunque sean solo ellos dos. Es un caso con el que mucha gente se puede sentir identificada, pero eso no impide que Natsuru no sea feliz, al contrario, tiene grandes sueños de convertirse en futbolista profesional.
Todo empieza al conocer el secreto de Suzumura. Su perspectiva cambia totalmente y reflexiona entre lo que está bien, lo que está mal, y acaba comprendiendo que realmente es un niño privilegiado en el mundo de hoy en día.

(((¡¡¡Spoiler!!!:
Aunque a la mayoría puede impresionarle que una niña tan pequeña haya tenido que encargarse del traumático hecho de enterrar a su propio abuelo, a mí me resultó más impactante que el mentiroso de su padre les hubiese abandonado para vaguear y salir con mujeres por ahí, haciendo que la pobre niña pase por momentos tan horribles como el anterior.)))

Este manga realmente nos muestra lo dura que puede ser la vida de un niño pequeño que aparentemente vive en las mismas condiciones y tiene las mismas posibilidades que el resto. Creo que da pie a reflexionar sobre muchas cosas diferentes dependiendo de quien lo lea y que puede interesarle a personas de distintas edades y entornos.
Además, deja el bonito mensaje que da título a la obra porque "los dioses" también mienten.

¿Habéis leído este manga o tenéis intención de hacerlo? ¿Qué opináis?

¡Muchas gracias por leer y hasta la próxima entrada!

sábado, 21 de mayo de 2016

Viaje a Corea 2015: Último día en Corea -día 17-

¡Hola a todos! Ya estoy de nuevo con las entradas del viaje.
Muchas gracias a todos los que leéis y comentáis las entradas. Espero que os sigan gustando tanto como hasta ahora. 

Esta entrada será cortita, ya que no voy a mezclar las entradas, ¡pero en la siguiente ya estaremos en Japón

12 de julio de 2015

Aquél día llovía a mares y dejaba de llover cada cinco minutos. Así que decidimos dar una vuelta por el centro, y comprar alguna cosilla. 

Una cosa graciosa que me pasó fue que entramos en un sitio para comer. Nos apetecía algo calentito, porque aunque hacía mucho calor, estaba lloviendo y nublado, y no sé, apetecía. El caso es que no tenían carta en inglés y los platos que ofrecían no los habíamos visto antes, así que nos guiamos por las fotos y pedimos un plato cada una. 
Mi sorpresa cuando me traen un plato congelado. Sí, amigos, tenía trocitos de hielo con los fideos.
En la foto no se nota mucho, pero esas gotas del bol son de frío...
Ya al anochecer nos compramos un gofre de oreo para compartirlo, ¡porque era enorme!
No juzguéis lo grimoso que sale este hombre en ese cartel, jajaja
Hubo un poco de tensión porque con el tifón el ferry que nos llevaba a Japón se canceló. Entonces estuvimos mirando de quedarnos una noche más en Busan. Al final nos contestaron que en vez de salir a las 9:00 como estaba previsto, saldría a las 15:45, así que nos quedamos tranquilas.

Esa noche nos pasamos por un 7Eleven, compramos una botella de soju y un par de tonterías más y estuvimos en la habitación disfrutando de la última noche.

Pero tuve tiempo de sacarle foto a las cosas que había ido recopilando durante nuestra estancia en Corea:
Aquí los CDs, revistas, etc.
(Básicamente lo poco que me faltaba comprar de BIGBANG xD)
Y aquí todo tipo de skincare products y las muestran que regalaban.
Muchas gracias a todos los que habéis seguido mis entradas del viaje a Corea del Sur. Espero que también sigáis las de Japón y por supuesto que os gusten.

¡Hasta la próxima entrada!

sábado, 14 de mayo de 2016

Anime: Psycho-Pass (Versión Extendida) + Segunda Temporada

¡Hola a todos! Esta vez no hablaré del viaje, sino de un anime (que ya toca.)

Cuando empecé a verlo ya habían sacado la versión extendida (11 capítulos de una hora con algunas escenas extras), así que me recomendaron ver este directamente. ¡Y no me arrepiento!
Descargué los episodios en blu-ray y, amigo, el goce máximo.
Título: PSYCHO-PASS サイコパス (Psycho Pass)
Episodios: 22 (11 en la versión extendida)
Año: 2012 (versión extendida: 2013)

Segunda temporada:
Título: PSYCHO-PASS サイコパス 2(Psycho Pass 2)
Episodios: 11 (no existe una versión extendida)
Año: 2014

"Todo tiene lugar en un futuro donde es posible medir instantáneamente el estado mental y la personalidad de una persona. Esta información es la llamada Psycho-Pass, algo así como un documento de identidad por el que serás juzgado, ya que calcula las emociones, deseos y cualquier inclinación de una persona en forma de números, incluso tu tendencia criminal.

La historia se centra en un equipo de policías con el deber de mantener el orden público, que se debatirán entre unos cuantos números y su propia manera de ver la justicia."

(Resumen by me, espero que sea lo suficientemente explicativo...)

Este anime me encantó, no por el simple hecho de que la trama es increíble (pues, aunque parezca algo repetitivo, el que una sociedad esté controlada por un sistema informático da que pensar, ¿no?), sino también por todas esas pinceladas de avances tecnológicos que no es difícil creer que podamos disfrutarlos en un futuro real.
Dominator: el arma que utilizan los agentes de policía.
Obviamente no todo el mundo parece de acuerdo con el sistema que existe y hay bastantes atentados e incluso muchos casos siniestros que la policía no logra entender, pues, ¿cómo es posible que el sistema no haya detectado una anomalía en el Psycho-Pass de este individuo? ¿Pueden haber Psycho-Pass que no cambien independientemente de lo que hagas? ¿Es posible modificar el Psycho-Pass?

Además, la protagonista, Akane Tsunemori, tiene un sentido de la justicia innato que hace que, a pesar de ir en contra de algunas cosas del sistema, conserva un Psycho-Pass limpio. Esto hace que el anime sea más emocionante y tenga una trama interesante que te hace pensar sobre la justicia y si en realidad la sociedad o el sistema manipulan nuestra forma de pensar afectando así a nuestra moral.
La segunda temporada no parece tan buena como la primera, pero no deja de ser un anime muy pero que muy bueno. Continúa la trama original, hay algunos personajes nuevos y otros que ya no están. Hay casos nuevos y un "villano" diferente, que vuelve a plantearnos si lo que nuestros protagonistas defienden es lo correcto o no.

Como ya he dicho otras veces, las series futuristas como esta me encantan y si mezclamos el tema psicológico y criminal, apaga y vámonos. Es la combinación perfecta para que yo me enamore de algo. (Podéis notarlo en mis viciadas a Mentes Criminales, entre otros...)
Además, cada personaje tiene su carácter y forma de pensar, y eso enriquece bastante la historia.

Akane junto con Ginoza y Kougami son los personajes favoritos de la mayoría de fans de la serie, y es que son geniales.
Cierto es que hay algunas cosas que no acabas de entender o que dejan en el aire para que tú des por hecho algo y es la única pega que le pondría.

No sé qué opináis vosotros, pero creo que es uno de los mejores anime de estos últimos años con diferencia.

¿Habéis visto Psycho Pass? ¿Os apetece verlo? ¿Qué os parece? 

¡Gracias por leer y hasta la próxima entrada!

domingo, 8 de mayo de 2016

Viaje a Corea 2015: Descubriendo Busan -día 16-

¡Hola a todos! Gracias por leer y comentar las entradas del viaje a Corea. Ya estamos en los últimos días, y pronto comenzaré a contar nuestras aventuras por Japón, donde continuamos el "pequeño" viajecito que hicimos en verano del año pasado. (Uf...¿un año ya?)

¡Allá vamos!

11 de julio de 2015

Ese día habíamos quedado con unas chicas coreanas (una amiga que ya nos había ido a visitar a Barcelona y su amiga) para que nos enseñaran Busan de una forma menos turística.

Por la mañana estuvimos dando vueltas por el mercado, nos explicaron varias cosas sobre la comida que vendían y nos hicieron probar un zumo de a saber qué que a ellas les gustaba pero a nosotras no nos hizo mucha gracia. 

También nos comimos una especie de tortita rellena de semillas y algo dulce muy empalagoso, pero estaba buenísimo.
Lo más gracioso es que uno de los hombres que estaba en el puesto haciéndolo le preguntó a Marta cuánto dinero le había costado ponerse el pelo así. Cuando nuestra amiga le dijo que tenía el pelo rizado natural casi se muere porque no se lo podía creer. Finalmente nos regaló una tortita de esas.
Luego fuimos a un lugar muy famoso de pollo frito y madre mía que rico estaba...
Normal y picante
Después nos dirigimos al templo Haedong Yonggungsa en taxi (no me resultaron muy caros los taxis allá, en realidad). El sitio era precioso, aunque el tiempo no era de lo más favorable, pero un templo como este que está prácticamente en el mar vale la pena haga el tiempo que haga. Allí nos dio tiempo a tomarnos un helado y todo.

Tras esto nuestras amigas coreanas nos llevaron a un sitio para comer pescado. (Hora de la cena: 16:30. Imposible de imaginar para una española, pero te acostumbras.) Tendré que preguntarles cómo se llamaba la próxima vez que visite Busan porque la comida fue increíble y quiero repetir.
Se supone que encargamos un menú. Después de un rato me preguntaba cuándo dejarían de traer platos.

Al salir del restaurante ya estaba lloviendo fuerte y fue un poco difícil encontrar un taxi. Tras conseguir uno, fuimos a una especie de restaurante-mirador en una zona muy bonita y allí nos quedamos hablando y tomando un refresco hasta que anocheció.

Fue un día genial en el que pudimos disfrutar de Busan lo máximo posible un día de mal tiempo.
Eso sí, un día de mal tiempo que fue el comienzo de un precioso tifón que nos persiguió durante muchos días en nuestro viaje...

¡Espero que os haya gustado esta entrada y nos leemos en la siguiente!

viernes, 6 de mayo de 2016

Viaje a Corea 2015: ¡Hola, Busan! -días 14 y 15-

¡Hola a todos! Siento esta parada repentina, últimamente mi cuerpo no se está portando bien conmigo y he estado un poco ocupada con el tema médicos. ¡Pero ya estoy aquí! Y tengo que seguir contando cosillas sobre este viaje porque dentro de poco hará un año y yo sigo aquí haciendo el vago.

Vuelvo a hacer entrada conjunta de dos días para agilizar esto...
(Iba a hacerla de tres días pero el siguiente fue intenso y se haría muy largo.)

¡No os perdáis la próxima entrada que subiré en estos días si queréis conocer Busan de verdad!

¡Gracias por leer y buen fin de semana!

9 de julio de 2015

Nos tocaba despedirnos definitivamente de Seúl y emprender nuestro viaje hacia Busan en bus con las maletas cargadas de compras. Nos compramos algo en el Burguer King y un par de tonterías más para comer por el camino mientras veíamos un dorama en la tablet. Cuatro horas en un bus comodísimo que se nos hicieron hasta cortas mirando el paisaje. (En el camino sólo hicimos una parada en una estación de servicio para ir al baño y demás.)

Si no recuerdo mal, cuando llegamos tuvimos que coger el metro hasta la estación más cercana a nuestro hotel y tras llegar nos perdimos completamente. En serio, no teníamos ni idea de cómo iba el mapa, y para colmo donde estábamos no había paso de peatones, sino que había que cruzar la calle por debajo, cosa que suponía enormes subidas y bajadas de escaleras que no podíamos hacer con las maletas.
Menos mal que, siempre lo diré, lo mejor que tiene Asia es la amabilidad de la gente. Nos topamos con dos hombres que llamaron al hotel y nos ayudaron a encontrarlo, cargaron con nuestras maletas y nos acompañaron hasta la puerta por si acaso. Eternamente agradecida a esos hombres, ahora mismo me hubiese gustado tener su dirección para mandarles un regalo o algo.

Este hotel no era nada del otro mundo desde un punto de vista crítico (decoración horrenda, una birria de desayuno incluido y la puerta del baño no se cerraba) pero era una habitación grande y luminosa, con un ordenador de mesa, armario, minibar, ventilador y televisión. Nada que ver con el de Seúl. La verdad es que la disfruté mucho.
Borrosa a más no poder, pero bueh
10 de julio de 2015

Bueno, este día fue un poco perdido y la verdad es que no me gustó nada no poder disfrutar de Busan ese día.

Tuve un episodio de alergia y llevaba unos días que me costaba respirar (en ese entonces no sabía que tenía alergia a algo y no llevaba inhaladores ni ningún tipo de medicina para ello) así que llamé a mi seguro para que me pudiese ver un médico, y el rollo es que la mujer del seguro me tuvo del tingo al tango todo el santo día hasta que al final me pudieron atender. 
Por lo que nuestro día de "puede que vayamos a la playa que hace un tiempazo que no veas" se redujo a poca cosa.
Busan desde el bus 
Por la mañana dimos una vuelta por la ciudad tranquilamente. Vimos el mercado, una galería subterránea y comimos en un restaurante pequeño que encontramos de casualidad. Eso sí, recuerdo que había mucha humedad en el ambiente y por lo tanto un calor pegajoso horrible. Luego volvimos al hotel por la mujer del seguro, luego al hospital (que estaba a tomar por culo) y de vuelta al hotel.
Puede que diésemos otra vuelta por ahí, pero estábamos de mal humor por todo lo que había pasado y no teníamos muchas ganas de hacer cosas.

Siento haberos aburrido un poco con esta entrada, pero tocaba xD

¡No os olvidéis de que en la próxima entrada será un "como conocer Busan en un día"!

¡Saludos!